Agricultura

El trigo de la Zona Núcleo supera las expectativas y muestra muy buenos rindes

El trigo de la Zona Núcleo supera las expectativas y muestra muy buenos rindes

Así lo informó la Guía Estratégica para el Agro, dependiente de la BCR. Las condiciones agronómicas y nla vuelta a le tecnología incidieron en los buenos resultados.

12.12.2016  
Se cosecharon en esta semana 280 mil hectáreas de trigo con rindes promedios de 45 qq/ha, muy por encima de las expectativas. Aunque aún no se sabe si estos buenos resultados terminarán desplegándose también sobre el norte de Buenos Aires, lo cierto es que el promedio de la región saltó 6 quintales por encima de la marca de la semana pasada. También el buen tiempo colaboró en acelerar la recolección; las tormentas fueron muy aisladas, pero también encienden la alerta. ¿Lo que pasó es un anticipo de un cambio rotundo en el patrón de las lluvias? José Luis Aiello advierte : “cuando nos referíamos acerca de la posible aparición de pulsos secos, pensábamos en situaciones como la presente.  En Argentina ya hay zonas con un marcado déficit hídrico. En caso de que continúe el pulso seco, el desecamiento superficial va a comprometer algunas situaciones de siembra de maíz y soja”.
 

Cosecha de trigo a todo vapor 

Esta semana se avanzó un 35% más en la cosecha, llevando el progreso al 61% en la región núcleo. Los resultados de esta segunda semana promediaron los 45 qq/ha, derribando hasta las proyecciones más optimista de muchos técnicos. Los máximos, por lo general, estuvieron entre los 50 y los 60 qq/ha, mientras que los pisos de esta campaña lo marcan los lotes anegados, con valores de 20 qq/ha. Las reservas iniciales de agua en profundidad permitieron sostener las buenas condiciones del cultivo. Aparte, las temperaturas más frescas durante el llenado le dieron condiciones agroambientales óptimas para expresar una campaña superadora. Las zonas más avanzadas son el oeste cordobés y el centro sur de Santa Fe, con un progreso del 90%. En el norte de Buenos Aires recién se está empezando por los primeros lotes. 
 
Trigo 2015/16: una vuelta con éxito a la alta tecnología

Las siembras estuvieron envueltas por un periodo de lluvias que provocaron caída del área de siembra y atrasos en la fecha de siembra. Cuando el agua dio respiro, los productores aprovecharon para fertilizar, volviendo a pensar no sólo en la productividad, sino apuntando a mejorar los parámetros de calidad. Los lotes macollaron muy bien. Sobre ya casi el final de esta etapa, un freno en las lluvias, que se hacía por otro lado necesario en muchas localidades, comenzó a dominar y la seca tomo su lugar hasta bien entrado el mes de septiembre. Los cultivares empezaban a  transitar las etapas más críticas solo con las reservas de agua en los suelos. Las ansiadas lluvias llegaron en octubre. Hubo recarga de los perfiles y se sostuvieron las buenas condiciones del cultivo, pero a su vez proliferaron las enfermedades. Royas, manchas foliares y fusarium sobre el final del ciclo, marcaron el escenario con los que se tuvo que medir el cultivo. Hubo muchas aplicaciones y severos problemas en cultivares que bajaron los brazos frente al nivel de afectación. Las lluvias no dieron tregua y el cereal comenzó a llenar sus granos con alta humedad y abundante nubosidad.

Fuente: Nuestro Agro / BCR

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.

Sólo los usuarios registrados pueden dejar comentarios.

Ingresar   Registrarse