Agricultura

Las condiciones climáticas deterioran la calidad de los granos en el centro norte santafesino

Las condiciones climáticas deterioran la calidad de los granos en el centro norte santafesino

El reporte semanal de la BCSF confirma el deterioro de los granos en un alto porcentaje y la significativa merma en rindes. A la fecha, el grado de avance de la cosecha de soja de primera y de segunda es de un 60 y 15%, respectivamente.

16.05.2018  

Los valores de los registros pluviométricos acumulados en la semana, fluctuaron entre 50 y 350 mm, registrándose los mayores montos en los departamentos del norte del área, con marcado impacto en toda la red vial secundaria y terciaria (de tierra), generando su total intrasitabilidad, dice el informe semanal del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe, que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

Quince días en que los procesos de cosecha estuvieron paralizados y condicionados por la situación ambiental caracterizada por los eventos climáticos, elevados porcentajes de humedad ambiente, de granos, pisos de los lotes y accesibilidad a los mismos.

En este contexto, las consecuencias en la producción ya se observaron particularmente en dos aspectos: calidad y cantidad. En primer término, el deterioro de los granos en un alto porcentaje con indicadores muy relevantes como el manchado, brotado, podredumbre, apertura de vainas, caída de ellas y en segundo término, la significativa merma en qq/ha, porque a lo mencionado en el párrafo anterior se sumarían las consecuencias del déficit hídrico padecido.

Hasta la fecha, los diferentes porcentajes de avance de cosecha son siguientes por cultivos: en arroz un 99 %, en algodón un 47 %, en sorgo granífero un 50 %, en soja de primera un 60 % y en soja de segunda un 15 %.

Se mantuvieron las expectativas ante el inicio de una nueva campaña de cosecha fina. Las condiciones edáficas, disponibilidad de agua útil y las comerciales dieron sustento a las mismas, por lo que el SEA estimó un crecimiento del área a sembrar de un 13 a 13,5 %, con lo que la intención de siembra sería de unas 350.000 ha.-

Soja de primera

Nueva semana sin avances en el proceso de cosecha. La trilla estuvo totalmente paralizada por los altos porcentajes de humedad ambiente, precipitaciones, nubosidad e inestabilidad con pocas horas de sol que se produjeron en toda el área, incidiendo directamente en su prolongación.

Como consecuencia del período húmedo y de excesos hídricos puntuales en los departamentos del centro este del área, se observó un progreso agresivo de las malezas y una importante pérdida en la calidad del grano, con lo cual la tendencia que se insinuaba, en la disminución de los rendimientos, sería de relevancia y alteraría lo estimado.

Hasta la fecha se logró un grado de avance del orden del 60 %, representando aproximadamente unas 540.000 ha, sin progreso intersemanal y un retraso de 40 puntos porcentuales en referencia al ciclo anterior.

Soja de segunda

Similar situación y condiciones que en los cultivos antecesores. El proceso de cosecha no presentó progresos. Como consecuencia del período muy húmedo, se observó igual contexto que en soja de primera, un progreso agresivo de las malezas y la importante pérdida de calidad en grano, con lo cual la disminución de los rendimientos sería de importancia, coyuntura que al reanudarse la trilla se evaluaría y decidiría la interrupción del proceso y el abandono del lote.

Hasta la fecha se logró un grado de avance del orden del 15 %, representando aproximadamente unas 75.375 ha, sin avance intersemanal y un retraso de 33 puntos porcentuales en referencia al año pasado en similar fecha.

Maíz de segunda

El cultivo mostró una reacción después del período de déficit hídrico, como el cambio de coloración de hojas y un pequeño desarrollo en estructuras de plantas, pero no modificó el desarrollo en altura, uniformidad de plantas, lotes desparejos y stand de plantas por hectárea.

Estos indicadores mencionados revelaron que un 80% del área sembrada manifestó distintos grados de afectación y síntomas característicos del estrés hídrico y térmico que padeció el cultivo desde su siembra hasta hace 34 días atrás, donde se revertió el período seco y comenzaron las precipitaciones.

Fuente: Nuestro Agro / BCSF

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.

Sólo los usuarios registrados pueden dejar comentarios.

Ingresar   Registrarse
Últimas noticias en 'Agricultura'
Últimas noticias
Edición Impresa Octubre 2018