Instituciones & Empresas

Lapidario informe de la UIA sobre la “Actualidad Industrial” del país

Lapidario informe de la UIA sobre la “Actualidad Industrial” del país

La industria cerró el año 2018 con una contracción de -3,4%, tras un diciembre en el cual la actividad industrial presentó una caída de -10,7% frente al mismo mes de 2017. A su vez, con respecto al mes anterior se observó una contracción de -2,5%.

26.02.2019  

El primer resumen ejecutivo del año de la UIA, indica que “la industria cerró el 2018 con una contracción de -3,4%, tras un diciembre en el cual la actividad industrial presentó una caída de -10,7% frente al mismo mes de 2017. A su vez, con respecto al mes anterior se observó una contracción de -2,5% (medición desestacionalizada)”.

La UIA describe que “tras mostrar un primer trimestre de 2018 favorable, con un crecimiento de 3,8%, a partir del segundo trimestre comenzó a registrar un retroceso que fue profundizándose a lo largo del año, como consecuencia de las tensiones financieras y cambiarias”.

En esta línea, “durante el segundo trimestre la actividad se contrajo 2,4%, con una caía del 5,4% durante el tercer trimestre, cerrando el último trimestre con -8,4%. Los retrocesos afectaron a la mayor parte de los sectores industriales, en un contexto marcado por la caída en el consumo y por las altas tasas de interés que llegaron a superar el 100% para el capital de trabajo durante septiembre y octubre”.

Además, la UIA señala que “durante el cuarto trimestre los rubros mano de obra intensiva, como textiles y calzado, presentaron las mayores caídas de la industria, seguidos por sectores asociados a la construcción, la industria automotriz y edición e impresión.

Considerando el comportamiento sectorial, “el año comenzó de manera favorable, aunque con velocidades heterogéneas”. En esos meses, “el crecimiento estuvo impulsado por minerales no metálicos, la industria automotriz y minerales básicos; sin embargo, ese escenario quedó atrás y pocos sectores quedaron cercanos a los indicadores de 2017: alimentos y bebidas (-1,5%), principalmente producto de la sequía, y la industria automotriz (-2%). Mientras que el resto se redujo aún más: textiles (-16%) calzado (-10%), sustancias y productos químicos (-8,8%), madera y muebles (-8,9%), minerales no metálicos (-5,7%), edición e impresión (-5,2%), metalmecánica (-4,4%) y productos farmacéuticos (-5,1%). Finalmente, el único que mantuvo un desempeño positivo en 2018 fue metales básicos (+10%)”.

En materia de comercio exterior “las exportaciones de Manufacturas de Origen Industrial (MOI) presentaron un incremento del 9,3% interanual (alcanzando USD 20.514 millones) y explicaron la expansión de las ventas externas totales en 5,5%”. Por su lado, “las importaciones mostraron una contracción del 2,2% anual, contribuyendo a mitigar el déficit comercial, que se redujo 50% contra 2017. Durante el último trimestre las importaciones cayeron -25% y las de bienes de capital -40%”, indica la UIA.

EL DÉFICIT COMERCIAL DE 2018 FUE DE USD -3.820 MM

“Los saldos negativos más importantes se dieron con China (USD -7.855 MM), país con el cual no se pudo revertir el resultado negativo, y con Brasil (USD -4.269 MM) con el cual el rojo se redujo a la mitad”; este escenario, “se explica por el fuerte crecimiento de las exportaciones a Brasil – especialmente de vehículos- y por la contracción en las compras a partir de mayo. En el caso de China, el comportamiento fue más irregular, pero la caída en las exportaciones se debió principalmente a la sequía y su impacto en la cosecha”.

En cuanto al empleo industrial registrado, “durante noviembre (último dato disponible) se registró una contracción mensual del -0,96% (una pérdida mensual de 10.937 puestos de trabajo), siendo el undécimo mes consecutivo con tendencia negativa y la mayor baja de la serie. Respecto a noviembre 2017 hubo 61.839 asalariados menos, lo que representa una baja de -5,2%”, señala la UIA.

ESTIMACIONES 2019

Para el corriente año, la UIA prevé “un primer semestre en el que persista la caída de la actividad, con una recuperación relativa hacia la segunda parte del año en gran medida por la baja base de comparación y una tibia recuperación del consumo y el crédito”. No obstante, “se estima una caída en la actividad industrial en torno al 2%/2,5% para el promedio del año”. Según la central industrial, “el resultado final dependerá, por un lado, de la intensidad en la recuperación de Brasil impulsando nuestras exportaciones industriales, de la reactivación del consumo, del crédito y la evolución de los costos industriales”.

Fuente: Nuestro Agro / CCIRR

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.

Sólo los usuarios registrados pueden dejar comentarios.

Ingresar   Registrarse
Últimas noticias en 'Instituciones & Empresas'
Últimas noticias
Edición Impresa Julio 2019