Nota publicada Edición Impresa "Junio 2018"
Lechería

La leche podría pagarse 7 $/litro

Un estudio técnico afirma que están dadas las condiciones macroeconómicas y coyunturales para que en el transcurso del próximo mes, la materia prima experimente un salto de hasta el 13% en su valor comparado con abril.

El Instituto IERAL que depende de la Fundación Mediterránea emitió un informe técnico donde realiza una estimación de la evolución del valor de la materia prima para los próximos meses, el cual sitúa en un rango de solidez que podría equilibrar el rojo mensual de los tambos. ¿Podrá ubicarse el precio pagado al productor en los 7$/litro promedio?
Entre los considerandos, los autores del informe, Juan Manuel Garzón y Nicolás Torre, sostienen que "los costos productivos, que han subido en forma relevante, se estarían ubicando por encima del precio de mercado de la leche cruda en la mayoría de los establecimientos primarios, según estimaciones del INTA y otras instituciones; en este contexto, la depreciación cambiaria de mayo genera expectativas de un mejor escenario de negocios para el sub-circuito exportador (fundamentalmente leche en polvo) y de una suba del precio de la leche cruda en las próximas semanas o meses futuros". 
De acuerdo a esta estimación de IERAL, "la industria exportadora de leche en polvo podría pagar, bajo ciertas condiciones de precios internacionales sostenidos, $7 por litro para la leche cruda de junio y mantener márgenes brutos en niveles compatibles con un beneficio económico ‘normal’, lo cual en relación a los $6,20 de la leche de abril, se trataría de una mejora del 13%".
Sin embargo, aclaran los técnicos que "se trata de un potencial de pago, ya que resulta difícil saber cuánto de esta mayor capacidad de pago de la exportación se terminará efectivamente trasladando al precio interno de la leche cruda". Sucede que la demanda externa tiene actualmente baja participación en la demanda total de la industria y el mercado interno es claramente el jugador más importante, pero en clara tendencia estable.
"En el mercado interno se observa un importante retraso en los precios de lácteos medidos en términos reales (ajustados por inflación) en los primeros cuatro meses de 2018; es decir, los lácteos están ‘baratos’ y la corrección podría llegar durante junio y julio; sumado a que el mayor tipo de cambio y la presión que generará la exportación pueden ser el disparador del ajuste", y por ende del aumento del valor de la materia prima. En diálogo con Nuestro Agro, el Lic. Nicolás Torre, agregó: "bajo un escenario donde la inflación se ubica en 3,0% y 2,5% en mayo y junio’18, no sería descabellado pensar en un aumento de precios de productos lácteos de entre 7% y 9% en el bimestre mayo-junio (promedio canasta de productos); este ajuste permitiría a su vez que la sub-cadena que comercializa en el mercado local pueda pagar entre $6,60-$6,80 el litro de leche cruda". 
En síntesis, "ha aparecido un factor alcista en el precio de la leche cruda que antes no estaba en un contexto muy complejo para la actividad". Según este estudio, "un escenario base para la leche de junio podría ser el de la industria láctea ofreciendo entre $6,60 y $7 por litro de leche, según el mix de mercados que cada empresa atienda". La materia prima clave de la cadena se terminará ubicando más cerca del piso o del techo del rango de precios antes definido en función de cómo se vayan alineando oferta y demanda de lácteos en el mercado interno (ver Gráfico 1). Sin embargo, tendrían que coincidir ciertas variables coyunturales: "(a) mientras "más leche" logren sacar los exportadores del mercado interno; (b) mientras menos crezca la producción total de leche cruda; y (c) mientras más firme esté la economía y por ende la demanda interna de lácteos, más recorrido posible habrá para los precios de los lácteos, y por tanto de la leche cruda, y mayores serán las chances de que estos productos recuperen parte del terreno perdido durante el último semestre en la carrera contra la inflación".

Compensa pero no alcanza
Torre analiza que "si bien en términos nominales este salto de precio sería ‘shokeante’, ya que pasaría de los $6.20 de abril a $7 en dos meses, no podemos perder de vista que el tipo de cambio dio un salto en mayo del 20% y esto le ha encarecido toda la actividad operativa al productor tambero, ya que también el maíz ha subido muy de golpe". Entonces, "esta recomposición es importante pero si reconocemos que los costos de producción de los tambos están en el orden de los 7,50 a 8 pesos en el promedio de mayo, estos $ 7 vendría a aliviar el mal pasar de los tamberos, pero sigue estando por debajo de lo que necesitan para seguir en actividad". 
Para Torre, "el consumo interno parece estancado y no hay muchas chances que se incremente a lo largo de lo que queda del año, pero el sector externo está colocando leche en polvo claramente por arriba de los 3.000 dólares la tn, y con ese indicador el margen bruto de la industria polvera, con un dólar de 25 pesos nos da 36%; lo cual es un buen margen para traccionar las exportaciones". En todo caso, la única parte compleja es la lentitud con que se puede ir expresando ese flujo de salida de los lácteos, que puede tardar dos o tres meses y ese va a ser el tiempo de retraso que luego se va a trasladar a la suba del mercado interno". 

Los costos, por las nubes
La publicación del INTA Rafaela de mediados de mayo, dio cuenta que los costos del productor primario en sus tres estratos/tipo (modelo chico, mediano y grande) volvieron a subir en abril, aún con el valor de referencia del dólar a $20,50 (ver Cuadro y Gráficos 2, 3 y 4). Esto hace suponer que cuando se publiquen en junio los costos de referencia de mayo, ya con la devaluación brusca del peso, los números quizás queden en rojo también para los modelos del decil superior.
El salto del dólar se trasladó instantáneamente al precio de los commodities y esto encareció insumos y subproductos centrales en las dietas de los rodeos. A esto se suma el encarecimiento y la escasez de heno y otro tipo de reservas forrajeras que, producto de la sequía, no abundan en la cuenca lechera y se pagan precios que están por encima de lo habitual.
Según consultas privadas efectuadas por Nuestro Agro a las principales industrias lácteas de la región, por la leche de mayo se pagó un aumento de 15 a 20 ctvs por litro, mientras que se espera que por la leche de junio se paguen otros 30 a 35 ctvs más, producto de lo explicado más arriba en este informe. Estas recomposiciones de precios elevarían el rango promedio de pagos al productor en un orden de 6.35 a 6,50 para la leche de mayo, y de 6,65 a 6,85 por la leche de junio.
Todos estos datos arrojan como conclusión un panorama lechero preocupante para el eslabón primario. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar