Nota publicada Edición Impresa "Junio 2018"
Exposiciones & Jornadas

Energías renovables: el desafío de la "economía circular"

Dentro de lo que son las energías renovables, está la bioenergía, que es lo que se obtiene de todo lo que se considera biomasa. Un panel abordó la temática con expertos del INTA que trabajan en este desafío. "Para la producción de biomasa, generalmente se utilizan residuos de la producción agroindustrial –explica el referente de Manfredi, Ing. José Méndez-. Pero también tenemos biomasa residual de los cultivos dedicados a la bioenergía, como por ejemplo el maíz, que se lo utiliza en procesos para la obtención de bioetanol y se utiliza para producir biogás, en mezcla con otros sustratos. Otros cultivos dedicados pueden ser el sorgo o la caña de castilla". 
Méndez comenta que están trabajando en la actualidad con cultivos que tienen gran capacidad de producir biomasa. "Tenemos una pequeña red donde estamos evaluando materiales para tener noción del volumen de biomasa que generan, especialmente en ambientes de muy baja productividad. El objetivo es medir volúmenes y medir la calidad o la capacidad que tienen esas biomasas de generar metano y mezclándolo con otro sustrato ver qué volumen de bioenergía de metano o de biometano me están generando".
En Argentina "hay empresas que se dedican a la evaluación de los proyectos y a llevarlos adelante; estamos teniendo anualmente una cantidad de biomasa residual de alrededor de 148/150 millones de toneladas por año. Eso es de biomasa que se genera como residuo de una actividad anterior. La idea es pasar de una economía lineal a una economía circular, es decir, que todo residuo de un proceso sea un insumo estratégico para un proceso siguiente". Un ejemplo es lo que realiza Adecoagro con sus megatambos y la producción de biogás. "Es un insumo estratégico para un proceso siguiente que puede ser la generación de agregado de valor a partir de ese residuo; tenemos un potencial realmente impresionante en ese sentido y mediante una política de bioenergía que es una ley que se aprobó a fines del 2015, permitirá concretar proyectos menores para darle viabilidad económica y sustento económico al proceso", apuntó Méndez. Esta ley permitirá financiar los proyectos que hoy son muy costosos. "Pero no termina todo esto con la producción de bioenergía, sino que todo proceso genera un residuo. Todo lo que entra en este caso al biodigestor se le extrae el metano, mediante la acción de unas bacterias y hay un residuo que se llama digerido y que tiene características muy buenas como fertilizante. Allí es donde se cumple la economía circular. Todo se utiliza y reutiliza. Yo siembro maíz, el maíz lo hago carne de cerdo, la carne de cerdo me genera un residuo que es el estiércol, ese estiércol lo pongo en un biodigestor que me genera energía y ésta me genera un fertilizante que lo voy a usar para sembrar el maíz", concluyó con este ejemplo el Ing. Méndez en diálogo con Nuestro Agro.  

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar