Nota publicada Edición Impresa "Julio 2018"
Tema de Tapa

Cultivos de servicio y control biológico

El Ing. Sandro Raspo, un reconocido profesional con 15 años de experiencia en la provincia Buenos Aires asesorando a los grupos CREA, encabezó la parada destinada a los cultivos de servicio o cobertura, que aportan no sólo al negocio agrícola con múltiples beneficios sino también al tambo desde el punto de vista de la sustentabilidad de los suelos.
NA - ¿De qué se trata el cultivo de servicio o de cobertura?
SR - El cultivo de cobertura es una tecnología que se ha diseñado para tratar de utilizar parte del tiempo que pasa entre un cultivo de renta y otro. Se ha hecho porque vimos que tenía montones de beneficios que nos dejan tanto en el suelo como en el ambiente. Por eso hemos diseñado esa tecnología hace muchos años. Consiste fundamentalmente en cubrir el suelo con un cultivo de invierno, ya sea con gramíneas, leguminosas, brassicas o combinaciones de ambas. Sabiendo para qué lo necesita el cultivo de cobertura y por qué lo voy a hacer, decido qué cultivo de cobertura voy a hacer.
NA - ¿Cómo se puede aprovechar el cultivo de cobertura al margen de la agricultura?
SR – En esta empresa se utilizan mucho los silos. Los tambos son sistemas extractivos. Al mantener la producción y al extraer silo fundamentalmente se pierde la cobertura. El cultivo de cobertura vendría a aportar ahí en ese déficit. Lo que pretendemos es que los cultivos de cobertura se utilicen para pastorear o ensilar también, como alternativa. La idea es tratar que todo lo que nos dé la naturaleza, se pueda capitalizar en la mayor cantidad de beneficios posibles pero a su vez capitalizar la mayor rentabilidad posible.
NA - ¿Económicamente es viable apostar por cultivos de cobertura?
SR – Un ejemplo es que hay maíces que ya no necesitan de herbicidas. La idea es hacer la explotación sustentable ambiental y socialmente pero también rentable. Lo que hicimos fue diseñar un sistema donde esta vez no utilizamos herbicida o utilizamos muy poco. En soja también estamos utilizando muy pocos herbicidas. Y son desarrollos que empezamos con una tendencia de hacer 3 hectáreas, 15 ha y estamos ya en casi 700 ha con estos sistemas. Todavía no somos agroecológicos porque usamos algo de fertilizantes químicos y estamos usando algo de insecticida, pero en muchos de nuestros campos, nos asociamos con gente que produce miel y trae sus colmenas, porque las abejas son insectos benéficos, que ocupan el espacio de los maléficos. Es un control biológico que a su vez es productivo. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar