Nota publicada Edición Impresa "Julio 2018"
Exposiciones & Jornadas

Planificación y control, detalles del negocio ganadero

Expertos de la cadena analizaron las variables de la actividad y las perspectivas de crecimiento a partir de la apertura de mercados.

Por Maximiliano Luján
Periodista de Nuestro Agro
mlujan@nuestroagro.com.ar

Los altos costos y una excesiva presión fiscal obligan a los productores a tomar decisiones con celeridad tranqueras adentro, despojadas de cualquier sentimiento. El primer paso implica necesariamente el deseo de querer cambiar. Esa fue una de las conclusiones del 5° Congreso Ganadero organizado el 14 y 15 de junio por la Sociedad Rural de Rosario y su ateneo de jóvenes, que reunió a numerosos expertos y más de 300 productores en el auditorio de la Bolsa de Comercio de Rosario. 
El Ing. Agr. Sebastián Riffel reveló a Nuestro Agro que en los últimos 50 años la cría a nivel nacional está exactamente igual y además advirtió que los pesos de faena se han mantenido estables en los últimos diez años, situaciones que reflejan la necesidad de mejorar los índices de producción de carne. 
"El productor ganadero se maneja mucho por sensaciones y cuesta mucho medir en ganadería, cosa que no resulta tan complicado en la agricultura donde sabemos automáticamente el rendimiento y el margen bruto de un lote de soja después de cosecharlo", señaló. Detrás de esa idea, se esconde la necesidad de contar con un empresariado que trabaje a consciencia con la mira puesta en mejorar los índices ya sea en cría, recría y en terminación.
En épocas de vacas flacas, con una devaluación que impactó muy fuerte en el sector, las empresas ganaderas deberán tener claro su objetivo de producción contemplando aspectos claves como la planificación, el control y la capacitación del equipo de trabajo.

El destete, un índice a mejorar
Uno de los indicadores a mejorar es el destete teniendo en cuenta que en Argentina está en el 60%. De esta manera, cada 1.000 vacas se destetan 600 terneros o para ser más claros, hay 400 vacas que comen y que no producen.  
Para incrementar el destete Riffel enumeró "medidas de costo cero" para el productor como estacionar el servicio y darlo tres meses al año cuando hay mayor producción de forraje. El control sanitario de los toros es otro punto importante porque "la mitad de los toros en el país no se controlan". En ese sentido, remarcó que muchos presentan enfermedades reproductivas (trichomona, vibriosis) y luego generan preñeces que son abortos a los dos o tres meses.

A la conquista de los "millennials"
El Ing. Agr. Juan Elizalde abordó en una charla con Nuestro Agro los desafíos tecnológicos que deberá afrontar una actividad que, al igual que otras, padece el problema del traspaso generacional. En este punto, la inserción de los "millennials" en el negocio resultará clave pero la coyuntura, según el experto, los aleja de la empresa agropecuaria familiar.
"A mí me toca ver en general que los hijos no se quieren acercar al campo porque les molestan los padres, sienten que pierden autonomía o tienen una imagen demasiado patriarcal", analizó Elizalde. Pero aclaró: "si los hijos escuchan a sus padres lo primero que hacen es irse a trabajar a otro rubro a Humboldt, Ramona o Nuevo Torino, porque escuchan quejas todo el tiempo de personas que no son proactivos y que esperan que el Estado les solucione todo".
El cambio generacional es realmente preocupante y allí radica el verdadero desafío tecnológico, es decir, cómo hacer para captar el interés y la atención al menos en un grupo reducido de millennials agropecuarios para que puedan aplicar después las tecnologías y pensar en producir de manera eficiente y sustentable. 

De Santa Fe al mundo
El secretario de Comercio Exterior e Inversiones de la provincia y presidente de la Agencia Santa Fe Global, Carlos Braga, estuvo presente en el Congreso Ganadero realizado en Rosario. En diálogo con Nuestro Agro destacó la necesidad de articular políticas junto a la Nación para exprimir al máximo el potencial de la ganadería santafesina.
"Se están abriendo muchos mercados y hay muchas cosas por hacer para llegar a más mercados Premium", enfatizó. Al respecto, explicó: "en este Congreso hubo una disertante [Norma Ramiro] que abordó las buenas prácticas australianas que le permite a ese país ser el jugador más importante en la provisión de carne de alta calidad; nuestro driver debe ser ese para crecer porque Santa Fe está exportando solamente 300 millones de dólares en carne cuando puede exportar mucho más".
Según contó, Australia exporta a 5.000 US$/Tn, mientras que Argentina lo hace a 550 US$/Tn. La diferencia está en que ellos venden productos con valor agregado. Por eso resulta trascendental que los distintos eslabones de la cadena comprendan que cada uno termina en un consumidor del mundo, que está dispuesto a pagar por una carne diferente y eso se traduce en divisas para el país.
Existen temas importantes para la cadena que ameritan un trabajo conjunto entre Nación y Santa Fe para articular políticas que otorguen previsibilidad y transparencia al negocio. Así lo resumió Braga: "debemos trabajar en la trazabilidad, en la generación de un adecuado marco sanitario y en la responsabilidad referida a la comercialización del ganado porque vender la mejor carne implica un compromiso de todos en la cadena, desde el primer eslabón hasta el comercializador".
Cabe destacar que el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) realiza una gran tarea, que trasciende los ciclos políticos, al exhibir el potencial de la carne argentina en las principales ferias internacionales del mundo, permitiendo que los consumidores (futuros clientes) puedan degustar los distintos cortes. Ese es el camino para posicionar un producto emblema de estas características. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar