Nota publicada Edición Impresa "Agosto 2018"
Lechería

El particular diagnóstico de Sammartino sobre la coyuntura

El Director Nacional Lácteo argumentó afirmaciones como "los precios de referencia están marcando una recuperación"; "por primera vez hay reglas claras y un gobierno que se compromete", entre otras definiciones polémicas que se desprenden de una película totalmente distinta a la que ve la mayoría de los productores en la actualidad.

Por Gustavo Gabriel Gigena
Secretario de Redacción de Nuestro Agro
ggigena@nuestroagro.com.ar

En su inesperado e inadvertido paso por la Rural de Rafaela el pasado jueves 26 de julio, el director nacional lácteo, Ing. Alejandro Sammartino (AS), no pudo esquivar el grabador inquisitivo de Nuestro Agro (único medio que aguardó las tres horas que duró la improvisada reunión con la institución ruralista), que lo indagó acerca de la apremiante coyuntura que vive la cuenca lechera santafesina.
De esta entrevista se desprende crudamente la visión que este Gobierno tiene sobre la lechería como actividad puramente económica, despojada de su contexto social y cultural, el cual se ve desde hace varios meses absolutamente inmersa en una crisis que jaquea la rueda productiva de una gran porción del interior. 
Nadie duda de la genuina buena intención del funcionario referente del área en torno al "ideal" de lechería que en cualquier país ordenado y previsible, conformaría la fórmula irrefutable del éxito del sector, pero que dista mucho del actual panorama que forjan los testimonios y balances de los empresarios de esta región.
"El SIGLEA indica que los precios de referencia están marcando una recuperación, que si bien no alcanza, también hay que decir que estamos en un proceso de transición, que claramente está marcando un sendero de recuperación", sostiene Sammartino. "Es también responsabilidad de la industria, acelerar ese proceso para que justamente el impacto económico (negativo) en las empresas productoras de leche sea el menor posible", completa el funcionario. 

"Un proceso histórico"
Sin embargo, los hechos que se desprenden de los testimonios de los productores y de la información oficial, revelan una película totalmente distinta a la presentada por el Director Lácteo, puesto que nunca se menciona que el sector primario acumula ya cinco meses (para seis) consecutivos de rentabilidad negativa. "Es un proceso histórico; es la primera vez que pasa en la lechería argentina que está aumentando la producción, aumentan las exportaciones y está aumentando el precio al productor –afirma Sammartino-. Claramente el productor todavía desconfía, porque a diferencia del ganadero no cree que las oportunidades que genera el mercado internacional terminan traccionando un mejor precio al productor". 
Contrariamente a lo que se percibe, el funcionario reafirma: "esperamos que este ciclo de transición genere más confianza en el productor y genere certidumbre, porque por primera vez hay reglas claras y un gobierno que se compromete a trabajar en un proceso de transparencia y de competencia con políticas de exportación". 
Nuestro Agro (NA) - ¿Cómo hace hoy el productor que no llega a cubrir sus costos, con una financiación prácticamente imposible y arrastrando cinco meses de rentabilidad negativa?
AS – Primero, el proceso de recuperación de precios empezó a darse inmediatamente después de la devaluación. Segundo, no es cierto que no haya financiamiento; el Banco Nación tiene líneas muy buenas que nunca existieron antes, con garantías como el certificado del SIGLEA y la prenda ganadera, o como los contratos de producción de leche. Por supuesto que hay dificultades para la toma de crédito, pero estamos en un proceso de mejoras. Acá no hay magia. Acá hay un trabajo que está haciendo el gobierno en un proceso que va a ser gradual. 
NA - ¿Y cómo hace el productor para pasar este proceso de transición sin desaparecer antes de que comience la recuperación efectiva?
AS - Entendemos que el financiamiento es clave en todo esto. En julio van a superar los 7 $/litro. Es un proceso de recuperación donde la pérdida se va reduciendo claramente, pero el financiamiento ante la adversidad, es el único mecanismo. 

"No" a la Ley
NA - ¿Qué opina del reclamo de un sector importante de la producción primaria, de avanzar en una ley de lechería?
AS - Desconozco, no tengo idea de dicho reclamo.
NA – La MEPROLSAFE, con el apoyo de legisladores e intendentes de la provincia, están pidiendo una regulación del Estado en la actividad. ¿Cree que el Gobierno puede dar respuestas que no vengan por el lado del mercado, sino de la mano de alguna intervención estatal? 
AS - No. Nosotros no vamos a repetir los errores del pasado. Se acabó el tema de la fijación de precios; las retenciones; los ROEL. No creemos en esa idea facilista de fijar un precio que termine perjudicando a la cadena y fundamentalmente al productor. Creemos en un sistema de competencia transparente donde el Estado tiene que estar presente, marcando justamente la cancha en términos de transparencia, evitando que nadie se haga el vivo en la parte comercial o industrial. Hay una oportunidad excelente en el mercado internacional para que la lechería crezca, se desarrolle, sea progresista y genere empleo de trabajo. No vamos a renunciar a ello. Por eso, cualquier Ley que genere intervencionismo arbitrario del Estado, olvídense. 
NA - ¿Y a qué se refiere con que el Estado debe marcar la cancha para que nadie se haga el vivo?
AS - A generar, justamente, reglas del juego que permitan más previsibilidad. Esto tiene que ver con la cartelización de las empresas, las prácticas desleales, los abusos de poder. Todo lo que se ha generado históricamente en la cadena y nosotros en eso reconocemos que en el pasado hubo cuestiones complicadas. Pero para eso estamos trabajando en la Mesa Sectorial. 

El precio, ¿está en la cadena?
La gran mayoría de los productores, incluso miembros de la FUNPEL, insiste en que el porcentaje de "precio" que le falta al productor, se encuentra dentro de la cadena, donde el valor generado en cada uno de sus eslabones divide inequitativamente los porcentajes de rentabilidad o participación. Sammartino no cree en esta hipótesis.
"No creo en voluntarismos cuando se habla de que el precio está en la cadena; es una mirada muy simplista de una cuestión mucho más compleja, porque el precio es la resultante de un montón de cuestiones que pasan por la transparencia, la capacidad de consumo, el poder adquisitivo del mercado interno, la demanda del mercado externo", contrasta el director nacional. "Estamos hablando de distintos negocios; de una participación del productor que en la leche en polvo de exportación llega al 60% y que en un yogurt puede ser del 5%; entonces hablar de que el peso ($) está en la cadena, en una cadena tan compleja, es buscar simplicidades", opina Sammartino, que con tono enfático dice: "este gobierno tiene una agenda de trabajo mucho más profesional, más seria, que trabaja con la Mesa Sectorial en la búsqueda de soluciones reales".
NA - ¿Cuándo cree que se cortará esta racha de costos por encima del valor de la materia prima? 
AS - La producción sube, los negocios crecen. Hay exportaciones. Todos los indicadores van para arriba. Eso no significa que haya rentabilidad. Todavía falta un proceso y ahí apelo a la responsabilidad de la industria en mantener esta recuperación para que justamente lleguemos a la primavera con valores de confort que permitan consolidar la producción. Porque si el precio no aparece, tampoco aparecerá la producción. Estamos cerca. Si no llegamos a los famosos dos kilos de capacidad de compra de maíz o de un kilo de speller de soja, el productor no va a poder sostener la producción. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar