Nota publicada Edición Impresa "Agosto 2018"
Especiales

Acumulación de energía: la estrategia de Jujuy

Tercera entrega de la cobertura de Nuestro Agro en la ciudad capital de Jujuy. El presidente del Centro Tecnológico en Materiales Avanzados para Acumulación de Energía (CIDMEJU), Ing. Esp. Héctor Rafael Simone, comentó acerca del trabajo que realizan en torno al desarrollo del litio. Este Centro, junto al Gobierno provincial, la Universidad Nacional y el CONICET, integra el "Centro tecnológico General Savio" en Palpalá.

Por Miguel Vega
Ingeniero Agrónomo
Colaboración exclusiva para Nuestro Agro
migueve@arnet.com.ar
informes@nuestroagro.com.ar

En Palpalá funcionan dos Institutos; uno se denomina Centro Tecnológico en Materiales Avanzados para Acumulación de Energía (CIDMEJU), más conocido como el Instituto del Litio, comenta el Ing. Simone. El otro Instituto es el de Datación y Arqueometría (INDyA), y es muy importante porque está dedicado, básicamente, a estudios de fósiles de la cultura de Jujuy. 
Además, el INDyA también puede brindar servicios, como determinación con carbono 14, isotopía, y microscopia electrónica. En unos meses está llegando a este Instituto un acelerador de partículas y una cámara de isotopos, que permitirá brindar servicios a Sudamérica y Europa.
El Ing. Simone se entusiasma cuando habla de cómo surge esta idea, y la relaciona con el anterior Rector de la Universidad Nacional de Jujuy, a través de un convenio con la República de Francia. Luego este acuerdo se discontinua, y se decide proseguir a través de un proyecto presentado al Myncit, quien decide poner los fondos a través de un préstamo del BID. 
El INDyA está encaminado a ocupar un rol muy importante, y tiene un equipo ya armado. Tanto este Instituto como el del Litio se forman, a través de un convenio entre el Conicet, la Universidad Nacional de Jujuy y el gobierno de Jujuy. Después en el INDyA se agrega la Universidad Nacional de Tucumán. 

El Litio en la provincia
La situación del litio en la Provincia de Jujuy se puede dividir en dos partes: 1) la etapa de procesos mineros-extractivos de las sales de litio y otros metales, por métodos evaporíticos, y 2) La etapa de industrialización para incorporación de valor agregado. 
Hoy existen dos empresas que producen sales de lito, particularmente Carbonato de litio (CO3Li2), por ahora es grado técnico de pureza aproximada entre 98 – 99%, más adelante se producirá grado batería, con pureza 99,67%.  Una de las empresas es "Sales de Jujuy", perteneciente al grupo Orocobre de Australia, Toyota, y parte de capitales privados de Jujuy, y un 8,5% que pertenece a al Estado provincial (empresa JEMSE). Este emprendimiento está ubicado en el salar jujeño de Olaroz-Susques. Está en producción desde hace unos 3 años, y el último acumuló aproximadamente 17.500 toneladas de carbonato, y se encuentra en proceso de expansión con una inversión superior a 200 millones de dólares, con lo que piensa llegar a 2019 con 35.000 toneladas de carbonato. También tiene previsto extraer otras sales como cloruro de potasio. 
La otra empresa es Minera Exar S.A., compuesta principalmente por el grupo SQM (Soquimich), donde el Estado provincial posee el 8,5% a través de JEMSE y está ubicada en el salar de Caucharí. Aunque no está en producción, se encuentra en plena etapa de inversión con alrededor de 850 millones de dólares para llegar a producir en el segundo semestre de 2019 cerca de 45.000 toneladas de carbonato de litio grado batería. 
La segunda etapa, que es la de industrialización, se trata de procesar, al menos la parte de carbonato que le corresponde al Gobierno, para obtener distintos productos como materia prima para la fabricación de baterías de ion-litio, y producción de litio metálico.
Para comprender el negocio, vale la pena mencionar que hoy la tonelada de carbonato de lito se comercializa entre 14.000 y 15.000 dólares, y se vende por contratos particulares mayormente en el mercado asiático. Aún no es un commodity y no cotiza en bolsa, pero se cree que en poco tiempo esto va a ocurrir. Hoy todo lo que se produce en el país sale como carbonato, por lo que el actual Gobierno provincial se propuso iniciar etapas para utilizar parte de este carbonato como materia prima de industrialización con el consiguiente agregado de valor. 

El Centro Tecnológico General Savio
El Gobierno de Jujuy, la Universidad Nacional de Jujuy, y el CONICET, desde el Instituto del Litio (CIDMEJu), ubicado en el Centro Tecnológico General Savio de Palpalá, está trabajando en muchos proyectos para investigar y desarrollar a escala piloto tecnologías nuevas e innovadoras. Desde la extracción para reducir el uso de agua por evaporación en los salares, hasta la producción de otros materiales activos como Li metálico-azufre, que será la tecnología de litio en baterías en los próximos años por tener una capacidad específica con rendimientos casi cinco veces superior a las actuales. Esta tecnología también se está investigando en muchos otros países, con los cuales estamos estableciendo convenios. Actualmente se está trabajando en forma coordinada y asociada, por ejemplo, con la Univ. Nacional de la Plata, la Univ. Nacional de Cuyo, el Y-Tec (centro tecnológico de YPF), y grupo de investigadores de una empresa italiana, entre otros. 
También se está colaborando con una pequeña empresa de Santa Fe para desarrollar una mejor tecnología en producción de litio metálico a partir de electrólisis de sales fundidas (ClK +ClLi), llegando a una escala piloto en el Instituto, a partir de lo cual se pretende que la misma empresa pueda instalarse en Jujuy y producir a una escala industrial muy importante. Asimismo, pueden interesarse algunos otros inversores, a partir de que solo hay cuatro plantas productoras en el mundo, y el valor del producto está entre los 3.000 a 5.000 dólares por kg., que contrastan con los 15.000 dólares por tonelada del carbonato. 

La energía renovable en Jujuy
El Gobierno apostó fuertemente a la radiación térmica. "Nosotros tenemos no solo la ventaja de disponer de siete, hasta ocho horas promedio de sol en todo el año, sino que tenemos la ventaja de la radiación más fuerte porque está a 4.500 metros de altura en la planta de Caucharí (noroeste de Jujuy), y hay un rendimiento importante en la generación, pero no hay acumulación. Aquí comienza la importancia de las baterías de litio para inyectar energía eléctrica a una red que ya está en el circuito nacional", cuenta Simone.
Y explica: encontramos que la más conveniente para generar energía era la fotovoltaica. Presentamos un proyecto que tiene un costo de generación aproximado a 60 dólares el megavatio, pero en los últimos años este valor ha ido bajando. Por ejemplo, en Méjico se está proyectando actualmente una planta a 16 dólares/megavatio, y esto sobre todo porque ha ido cayendo el precio de los paneles solares". 
De la planta se reduce y salen 325 kv. que se conectan al sistema nacional. Esto está en Caucharí, al costado del salar. Es una instalación de casi 800 ha. que incluyen los paneles, instalaciones de monitoreo, espacios de tránsito, etc. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar