Nota publicada Edición Impresa "Agosto 2018"
Informe Climático

Un invierno normal para la región

Un invierno normal para la región
Por Antonio R. Deane
Analista agroclimático
Director Weather Wise Argentina
Colaboración exclusiva para Nuestro Agro

En estos tiempos actuales, modernos y de cambios constantes como suele decirse, vivimos en general el día a día, portando el teléfono celular del que no nos desprendemos, y en trabajo o en la oficina las computadoras nos acompañan y nos informa al instante según la labor que realizamos. Sin embargo dejamos de lado todo lo ocurrido en tiempos pasados como si la historia no importara aún cuando todavía no habíamos nacido. 
Y si de clima hablamos es particularmente importante el pasado, conocer datos, episodios concretos para que la meteorología los analice y compare. Si un fenómeno climático sucedió varias veces ¿puede volver a repetirse?
Antes de comentar las perspectivas que se observan para el actual mes de agosto y el comportamiento del invierno, veamos por qué momentos atravesaron nuestros ancestros, con precarios sistemas de calefacción, arados tirados a caballo, y cuando no existían tantas variedades de granos en la agricultura, por ejemplo, maíz, ni que hablar de la soja, no se sabía de su existencia.
Compartimos con nuestros lectores, un resumen compacto de los eventos extremos en la Argentina, entre los siglos que van de 1800, 1900 y 2000.
Existen registros de sequías desde 1824 y 1832, Inundaciones: 1839. En 1874 y 1877 se repiten las grandes precipitaciones; estos tremendos anegamientos se reiteran en 1883 y 1884 dejando desolación en vastas regiones de la pampa húmeda. En 1900 vuelven las inundaciones. Es así como en 1913, mayo y octubre de 1914 y mayo y junio de 1915, se repiten con características alarmantes. 
En cuanto a las sequías, los archivos hablan de los años 1824 y 1832: a este período se lo conoce como el de la "gran sequía". Durante este período, los ríos Zamboronbón y Salado llegaron a secarse por completo (Pcia Bs.As). En 1929 y 1930 se repite la escasez de precipitaciones. 
A partir de 1952 y hasta 1959, se manifiesta otra fuerte sequía. Las más recientes son de 2009 y en los meses de diciembre de 2010 y enero de 2011.
Según datos recogidos, en el período de la gran seca llovió tan pocas veces que la vegetación -inclusive los grandes cardales- fueron desapareciendo. Los campos se convirtieron en inmensas áreas semejantes a un desierto, con caminos polvorientos.  Morían en cantidades las aves (perdices, martinetas, patos, gansos, cisnes silvestres, etc.), los mamíferos salvajes (nutrias, peludos, mulitas, zorros, etc.) las vacas y los caballos por efecto de la falta de agua y el hambre.
Como corolario de la gran sequía, sobrevinieron ciclos de grandes lluvias con importantes inundaciones.
En 2009 y en los meses de diciembre de 2010 y enero de 2011 la sequía generó pérdidas importantes en el cultivo de maíz con mortandad de ganado en zonas ganaderas de Santa Fe, Chaco y Santiago del Estero.

Agosto 2018
Al encontrarse la zona, según lo observado por el satélite, en los suelos del 1er perfil, más secos que húmedos, a continuación primero se puede ver el modelo de "Anomalías de humedad en el 1er perfil de suelos", luego va el gráfico de las "Tendencias de precipitaciones para este mes de Agosto 2018".
Las días con abundante nubosidad, ralean las temperaturas mínimas potentes, moderan las máximas y en cierta forma generan un ambiente sauna, aunque parece una palabra inapropiada pero de esto todo productor agropecuario sabe a lo que estoy apuntando. Sería para la región, un invierno moderado diferente a lo crudo de otras regiones.
Este patrón climático de sequía invernal, escenario agro climático históricamente normal, va a ir a cambiando (lluvias) desde la cuarta semana del mes siguiente (septiembre). Paciencia, falta poco. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar