Nota publicada Edición Impresa "Octubre 2018"
Informe Técnico

El protocolo para determinar la calidad

La mayor discrepancia en la valoración de la calidad del heno se debe a problemas durante la toma de muestras para su envío a laboratorio. ¿Qué propone el INTA?

El muestreo adecuado del heno es de fundamental importancia para asegurar que la muestra obtenida represente en forma precisa la calidad de todo el volumen que conforma una partida. Esto se debe a que un gran número de toneladas de heno altamente variable debe estar representado en una muestra de tamaño mínimo que a menudo es de 250 a 350 gramos, de los cuales una vez molidas, las técnicas de laboratorio usualmente analizan menos de 2 g. La muestra extraída no sólo debe representar la proporción apropiada de hojas y tallos (recordemos que el contenido de nutrientes de ambas fracciones es muy diferente), sino también reflejar la presencia irregular de malezas.
Con el objetivo de asegurar una adecuada representatividad de la calidad de cada partida, el INTA propone un protocolo de muestreo adaptado del recomendado por la Universidad de California, Davis, de los Estados Unidos, a partir de la recopilación realizada por el Dr. Dan Putnam. 
Los puntos a tener en cuenta para realizar un correcto muestreo, son: 1) Identificar partidas, marcar comienzo y final de cada una y almacenar el heno en estibas segregadas por partida; 2) Muestrear el heno teniendo en cuenta parámetros como el % Humedad; 3) Sistema de muestreo para definir un patrón al azar (para partidas de hasta 100 t se deberán muestrear 20 unidades de rollos o fardos, obteniendo 20 submuestras y generar cada muestra de entre 250 y 350 g); 4) Herramienta de muestreo tipo sonda, de buen diseño y correctamente afilado (no enviar a laboratorio muestras tomadas en forma manual); la sonda de muestreo debe ser capaz de penetrar correctamente y representar de forma equitativa la relación hoja/tallo en una sección transversal; 5) Técnica de muestreo para fardos y mega fardos, en forma perpendicular a las caras de menor tamaño, evitando la cercanía a los perímetros o bordes; en el caso de rollos, insertar el muestreador por la cara curva en forma radial apuntando hacia el centro del rollo; 6) Manejo de la muestra, la cual debe empaquetarse en doble bolsa plástica y ser protegida del calor y de la exposición al sol, enviar a laboratorio lo antes posible con dos rótulos identificatorios de la partida, uno entre las dos bolsas y otro en el exterior, acompañadas con las planillas provistas por INTA para ser evaluadas mediante NIRS.

Cubos y Pellets
Para estas formas, es importante tomar cubos o pellets a la salida de la máquina a intervalos regulares de tiempo hasta completar una muestra compuesta de 250 - 350 gr. La muestra compuesta debe ser formada por al menos 5 submuestras.
Respetando este protocolo de muestreo se obtendrán muestras representativas y resultados de laboratorio confiables, aún con diferentes muestreadores, utilizados por diferentes personas, lográndose valores con mínima variación en los resultados. 
El protocolo completo con sus detalles técnicos se puede solicitar al INTA Manfredi, escribiendo al mail de Mauro Raúl Bianco Gaido, biancogaido.mauro@inta.gob.ar.

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar