Nota publicada Edición Impresa "Octubre 2018"
Lechería

Hacia dónde evolucionan los tambos y su tecnología

Crisis, tendencias, cierres, nuevas tecnologías, eficiencia, agotamiento y traspaso generacional. Un interesante diálogo con un profesional dedicado al chequeo de los sistemas de ordeño, asesor y técnico en instalaciones de tambo. Dante Grangetto, con más de 30 años recorriendo los establecimientos de la región, opina sobre la actualidad y el futuro de la lechería. Hoy hay que hablar del "sálvese quien pueda".

Son conscientes los productores que por sobre las crisis tienen que mejorar sus sistemas con más tecnología y eficiencia? Una pregunta que inicia la conversación con uno de los técnicos en tecnología de ordeño más respetados del sector, Dante Grangetto. "Creo que una gran mayoría de los productores tiene conciencia de que debe trabajar con más eficiencia y mejorar en todos los aspectos el manejo de su tambo, pero a veces faltan decisiones, herramientas, lo confunde todos los vaivenes de la lechería, de la economía, del país en general, entonces no se animan a tomar decisiones que son imprescindibles para la sostenibilidad del negocio tambo", opina el Ingeniero. "Están los que siguen 'tironeando' como suele decirse, hasta que se agotan. Particularmente no tienen traspaso generacional, situaciones particulares, una sequía, inundaciones, lo sacan  del sistema. Están los otros que quieren cambiar y los sistemas lo llevan a ese cambio. Hoy las inversiones están frenadas especialmente por la incertidumbre, de eso que no se sabe qué va a pasar. O por falta de rentabilidad y también porque no hay líneas de créditos que puedan incentivar el crecimiento". 
Nuestro Agro (NA) - ¿Puede crecer nuestra lechería sin tener incentivos con créditos especiales?
Dante Grangetto (DG) - Nuestra lechería es inviable sin créditos, recuerdo después de la crisis del 2002 que el precio fue mejorando durante unos años, y por ese entonces con recursos propios los productores invirtieron un poco, pero en cosas menores, deberían haber aprovechado ese momento, en cambio con el atraso que vemos  hoy hay que hacer grandes inversiones. Si se decide estabular hay que hacerlo en serio, por lo tanto hay que hacer instalaciones, pisos, ver tecnología en la sala de ordeño porque en eso nos hemos quedado. La gente sabe que está la tecnología, hoy el nivel de uso de retiradores automáticos de pezoneras, de lavadora automáticas, es mínimo, no lo pueden colocar. En parte porque la rentabilidad es baja o no está, y también por no haber créditos accesibles nos vamos quedando cada vez más.
NA - ¿Es mucho el atraso que observa en la región?
DG - Habíamos hecho un trabajo con la anterior Subsecretaría de Lechería donde vimos que los equipos presentaban un atraso promedio de 13 años, hace poco tiempo hicimos un relevamiento en una cooperativa con el mismo análisis y vimos que el atraso de equipos de ordeño tenía 18 años. Hay equipos que se vienen manteniendo pero que ya no están en condiciones. Lo mismo pasa con las salas de ordeño, aquellas que se hicieron en la década de los ´90 hoy tienen más de 20 años, algo se modificó pero las estructuras siguen siendo las mismas. Hoy se está ordeñando mayor cantidad de vacas con mayor producción individual, a veces se pasa de dos a tres ordeños en la misma sala, por lo tanto no hay rendimiento acorde a los tiempos y comodidades que requiere tanto el animal como el personal que trabaja allí en forma incómoda. 
Hoy está la tecnología disponible pero sin la posibilidad de actualizarla por los valores que tiene y la falta de líneas de financiación acordes a lo que puede amortizar un tambo. Hace falta bienestar animal y en el personal que trabaja.
NA - ¿Cuál sería el modelo productivo que puede prevalecer en nuestro país?
DG - No vemos un modelo ideal en la Argentina, todas son experiencias, hay gente que ha encarado cambios importantes y parece que le va bien, pero hay que analizar la sostenibilidad de cada caso en el tiempo, tanto en quienes han pasado al estabulado con grandes estructuras como entre quienes continúan con un modelo más sencillo de intensificación y algún tipo de encierro a media. En este país es difícil decir esto es “lo mejor” y no “aquel otro”, la inestabilidad de la economía local influye y condiciona directamente, los precios de los mercados no los podemos manejar como tampoco podemos controlar el clima, por lo tanto estamos supeditados a ellos como ocurre en todo el mundo. No tengo claro cuál es el modelo de producción eficiente y rentable en la Argentina, tal vez convivan por un tiempo lo que vemos hoy. Por lo tanto los tambos chicos se agotarán hasta que se agoten por falta de actualización tecnológica y de continuadores.
NA - ¿Pueden ser los robots de ordeño una solución funcional y práctica en el tambo?
DG - Por lo pronto, yo lo que veo es que más temprano que tarde se va a pasar a la robotización, salas grandes con salidas frontales, sistemas rotativos y mientras tanto los tambos chicos y medianos tendrán que asociarse, potenciar sus recursos para evitar su desaparición porque a la concentración no se la puede evitar porque se tienen que dar dos circunstancias básicas: convicción del productor para transformarse y/o asociarse o aceptar su ocaso. Yo veo todo tipo de experiencia en los tambos, son casi 40 años de andar y ver cómo desaparecieron muchos tambos porque se resistieron a los cambios, porque no entendieron lo que había que hacer,  están los que se desarrollaron en serio, otros crecieron y se quedaron a mitad de camino, también los que andaban bien y no tuvieron continuadores, la gente que se agotó por los innumerables problemas climáticos y la falta de caminos, de electricidad, de no tener ningún tipo de asistencia crediticia, el endeudamiento, el achique de los rodeos, muchísimos factores han influido para que hoy tengamos el 50% menos de tambos desde la década de los ´90.
NA - ¿Qué pueden hacer los productores chicos y medianos para sostenerse?
DG - Entiendo que primero debería haber alguna definición política, buscar un punto de equilibrio para que todos produzcan más leche y se tecnifiquen con créditos accesibles. El desafío es hacer una lechería rentable, eficiente y con alta tecnificación y a mi entender esto puede venir de la mano de inversiones que resulten, por ejemplo, de la creación de fideicomisos o figura parecida entre varios productores y en vez de 8, 10 o 15 tambos dispongan de una sola estructura y produzcan altos volúmenes de leche, tal vez con el apoyo de la producción de granos y carne. Las cooperativas que nuclean a numerosos productores pueden ser la base para un cambio que ya se instaló. Ahora faltan las decisiones. Aún con tantas dificultades el tambo puede ser un negocio rentable. Pero también se debe asegurar que los excedentes que deja el mercado interno debe ser exportado si o si y este es el gran tema a resolver.
NA - ¿Cómo analiza el futuro de la lechería Argentina?
DG - Hoy es una lechería del “sálvese quien pueda”, entonces va a ver gente que continuará creciendo, absorbiendo a otros productores que no crecen. Cuando empecé hace casi 40 años había unos 25.000 productores, 12.000 estaban en SanCor la mayor cooperativa láctea y en el país deben quedar entre 9.000 0 10.000 productores, porque no hay números claros. Hay cuestiones generacionales, económicas, climáticas que influyen y mientras tanto estarán creciendo en escala aquellos que buscan la eficiencia y la tecnología. Por eso digo "sálvese quien pueda". ¿Qué sistema va a predominar en la Argentina? No se puede asegurar ninguno en especial, por algunas zonas vemos el avance de los estabulados, en otras vemos muy buenas alfalfas, en momentos como el actual de altos costos para producir hay gente que se vuelca a lo pastoril con un poco de balanceado y subsiste, pero no es todo, porque vemos vacas de muy buena genética que no la podemos hacer funcionar solamente con pasto, por lo tanto hay un debate de por medio. Y si vuelven los grandes temporales y las inundaciones volvemos a pensar en encerrar nuevamente. Y allí necesitamos dinero, créditos y decisiones. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar