Nota publicada Edición Impresa "Octubre 2018"
Informe Técnico

La roya amarilla ataca al trigo

El relevamiento profesional de la Ing. Margarita Sillón en la zona central de Santa Fe, constató la fuerte presencia de una enfermedad que hacía varios años no se detectaba en el trigo. ¿Cómo proceder y cuándo?

La campaña de trigo marcha muy bien en la zona centro de Santa Fe, pero el reporte fitosanitario amenaza su buena culminación si no se actúa en consecuencia contra la roya amarilla, que vuelve a presentarse amenazante en una etapa clave del desarrollo del cultivo.
“Con respecto a las enfermedades del trigo, este es un año que están en muy buen desarrollo en nuestra zona, y la característica bastante general en todos los lotes que estamos recorriendo es la aparición de roya amarilla”, explicó a Nuestro Agro (NA), la fitopatóloga Margarita Sillón (MS). 
Si bien la roya amarilla es un patógeno histórico en el trigo, “en los últimos 20 años prácticamente no hubo epidemias, sin embargo, desde hace tres años se empezó a detectar nuevamente, adaptándose a nuestra región”. 
Se sabe que hay tres razas que se van adaptando a las distintas zonas y “es una roya que tiene la característica de que sus pústulas van a estar orientadas en la hoja en una línea y entonces también genera después un problema desde el punto de vista de una seminecrósis debajo de esas líneas amarillentas”, describió la experta. “En las variedades susceptibles tiene un avance muy rápido y curiosamente en esta campaña se ha detectado casi 30 días antes que en las campañas anteriores, por lo tanto va a haber más tiempo en el desarrollo de la epidemia”, adelantó Sillón. 
NA - ¿Qué tipo de daño puede causar?
MS - Todas las royas, el gran problema que causan, es lo que llamamos el hambre fisiológico. Eso es que la planta tiene de todas maneras sus nutrientes y así y todo le sigue faltando la energía para poder fotosintetizar correctamente y cubrir sus necesidades de producción, de rendimiento. Es porque las royas son patógenos biótrofos, es decir que viven sobre la planta viva, que tienen una habilidad muy grande para la colonización y la infección interna y para derivar la energía de la planta para su propio beneficio. Entonces al cultivo le va a faltar siempre energía.
NA - ¿Esto se traduce en menor rendimiento?
MS –Claro, los productores lo van a ver en un menor rendimiento, porque la planta tiene menos energía para la formación de granos, y si bien no llega a provocarse un enanismo, el cultivo se empieza a quedar. 
NA - ¿Cómo se detecta visualmente?
MS - La roya amarilla tiene la característica de formar o de aparecer como manchones en el campo. Nosotros de lejos vamos a ver rodales de plantas que nos parecen en algunos casos hasta un problema de suelo. En esos cultivares susceptibles, la otra diferencia con respecto al año pasado, que vale la pena que los técnicos la tengan en cuenta, es que este año se ha bajado el umbral de decisión. Del 20% de hojas con roya amarilla para recién ahí tomar la decisión de aplicación del fungicida, hemos pasado para variedades susceptibles luego de los nuevos estudios al 10%, según lo discutimos con muchos colegas esta campaña. Y realmente un 10% en el campo casi no se ve. 
NA – ¿Qué aplicación se recomienda para este patógeno?
MS - Lo mejor en este momento con los trigos bien desarrollados, que llegaron a hoja bandera, es trabajar con mezclas de formulaciones entre triazoles y estrobilurinas. Hay triples mezclas (triasol + estrobirulina + carboxamida) que son muy buenas, con una gran persistencia comprobada. Nosotros en los ensayos en la región, hemos comprobado persistencias de hasta 30 días. Entonces, lo que logramos es bajar la tasa de incremento de ese hongo, su desarrollo, haciendo que la epidemia tenga una curva más achatada, que nos permita llegar al llenado de los granos con hojas superiores muchos más sanas. Luego, en los cultivares que son muy susceptibles y en trigo que realmente valga la pena, va a haber que pensar en un refuerzo. Ese refuerzo final, a veces se puede hacer con un triazol. Lo primordial es un fungicida de buena persistencia. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar