Nota publicada Edición Impresa "Noviembre 2018"
Mercado Ganadero

Caídas para el abasto y la invernada

Suba del precio en las vaquillonas de reposición de tambo

Por Miguel Vega
Ing. Agr. / Especial para Nuestro Agro
informes@nuestroagro.com.ar

La hacienda de abasto observó en promedio una baja de 6,71% en su precio con respecto al pasado setiembre de 2018. El precio promedio para el décimo mes del año se situó en $35,45/kg. vivo. 
Igual que el abasto, la invernada también perdió precio en octubre '18. En promedio este tipo de hacienda hizo $42,64/kg. vivo, acusando una caída de 6,72% en comparación con setiembre '18. 
Por el contrario, las vaquillonas adelantadas de reemplazo para el tambo mostraron una suba en el precio por cabeza con respecto al próximo pasado setiembre. Esta categoría obtuvo un promedio de $38.500/cabeza, con un alza de 4,76% respecto de setiembre de 2018. 

En el centro santafesino
En octubre de 2018, con una caída de 6,71% respecto del mes anterior, el abasto registró un promedio de $35,45 / kg. vivo. Igualmente,la invernada también acusó una baja en su precio que llegó a 6,72% respecto de setiembre pasado, y su precio quedó en $42,64/ kilo vivo.
La vaquillona de reemplazo en el tambo escapa a la tendencia bajista de octubre, y presentó un aumento en su precio igual a 4,76% respecto de setiembre próximo pasado. El promedio para este tipo de hacienda quedó en $38.500/pieza. 
Para nuestra zona (centro oeste de la provincia de Santa Fe) las variaciones promedio, según el tipo de hacienda, se observan en los Cuadros 1 y 2. En éste último se puede ver, además, un mayor detalle de los promedios para cada categoría de hacienda. 

Hacienda de abasto
Comparando con el pasado setiembre de 2018, en el décimo mes de este año todas las categorías disminuyeron su precio. La mayor caída fue para las vaquillonas pesadas de consumo, con 11,7%. Le siguieron las vacas de conserva con 10,64%, y las vacas de consumo con 9,39%. Con menores porcentajes de caída se observan las vaquillonas livianas de consumo, con 8,7%, las vacas de manufactura y conserva con 7,44%, y los novillos consumo de menos de 400 kg. con 7,43%. Un segundo grupo, donde hay cinco categorías con caídas que van desde casi 5%, hasta un poco más de 2%; allí se ubican los novillos consumo de más de 400 kg. con 4,62%, los novillos de exportación holando pesados con 3,61%, los novillos de exportación mestizo y cruza con 2,37%, y finalmente los toros con 2,22%. Los mamones no cotizaron (Cuadro 2 y Gráfico 1).
Un experto en remates de hacienda entrevistado por Nuestro Agro, nos decía: “octubre fue un mes tranquilo, con bajas en casi todas la categorías. Los supermercados encontraron un techo en los precios, y la baja del consumo ha dicho hasta aquí llegamos. La vaca cedió un poco, y el argumento de los frigoríficos ha sido la retención de $ 4 por dólar que se sumó llevando a una menor compra. La vaca buena que se vendía a $45/47, quedó en $35/37, siguen siendo valores interesantes, pero lo más importante es tener un mercado estabilizado, sin sobresaltos. En general en las ferias hay un mejor ánimo en base a las expectativas de los negocios internacionales”.
Otro conocedor del mercado opinó para Nuestro Agro: “la hacienda gorda para consumo bajó porque el consumidor no convalida precios más altos. La gente consume menos carne bovina y se vuelca a otras alternativas, como el pollo o el cerdo. Por otra parte, los números para los feed lot están muy ajustados, si bien este sistema se ha impuesto en el país, los números en algunos casos son negativos. Estas variables no ayudan a un mercado ganadero que necesita crecer ordenadamente. Siguió avanzando fuerte la exportación, aunque con la estabilización del dólar se tranquilizó, están demandadas todas las categorías para exportación, desde la vaca conserva y manufactura, todo eso está firme con buenos valores. No ocurre lo mismo con el consumo interno, que apenas absorbe un 85% por ciento. Entendemos que las exportaciones van a continuar potenciándose porque tenemos un Gobierno pro-exportación, con acento en lo competitivo. En cambio el consumo interno irá comportándose en la medida que se recomponga el bolsillo del consumidor. Aunque no hay que desconocer que la carne no aumentó en la misma proporción que otros alimentos, andamos con un 25% interanual, cuando en realidad la inflación supera el 40%, o comparándolo con lo que avanzó el combustible, con un 75%. Pero por el momento la gente se acomoda a esta realidad. Este es el panorama que tenemos y que seguramente se mantendrá durante 6 o 7 meses más, mientras el consumo interno no convalide mayores precios. Puede ocurrir que hacia fin de año falte un poco de hacienda gorda y levante algo el precio, pero nada excepcional diríamos, en estos momentos algunos productores mandan al pasto para engordar y por esa razón es posible que falta hacienda gorda. La misma gente de los tambos puede tener la oportunidad en mandar algunos terneros a campo para engordarlos con tranquilidad.Siguió muy firme la  demanda de carne de regular calidad para exportación, vaca manufactura y conserva, no tanto para consumo”.

Hacienda de invernada
En este tipo de hacienda sólo hubo un aumento de precio, y correspondió a la vaquillona mestiza y cruza, con 3,05%. La caída máxima de precio fue para el ternero mestizo y cruza con 13,04%, le siguió el novillo holando argentino mediano con 12,50%, y el novillo holando argentino pesado con 12,07%. Con pérdidas menores se mostraron el novillo holando liviano con 9,50%, la vaquillona mestiza y cruza con 4,08%, y el novillo cruza índica con 1,90%. No cotizó la vaquillona holando pesada, y la vaquillona holando argentino pesada (Gráfico 2 y cuadro 2). 
Un experto en hacienda de invernada nos acercó su comentario: “en hacienda de carne, el comentario obligado es lo que pasó con la invernada. Vimos que había pegado un pico en septiembre y creímos que eran precios que vinieron  para quedarse, pero cuando se estabilizó el dólar comenzó a hacerse visible que todo lo que es ternera y novillito pasó  de estar $ 52/53, a los $ 45/46. Cuando ocurren las subas, y el maíz acompaña al dólar, el que compra esa invernada - los feed lot - principalmente, ven que los valores por encima de los cincuenta pesos no cierran para nada, por lo tanto, la baja fue fuerte, significó bajar de los 50/53 la hembra y $ 55/60 el macho, quedando ahora la hembra en $45/46 y el macho en $49/50 en corrales. Esto marca una realidad para una invernada que bajó notablemente en octubre”.
Otro analista de los mercados de hacienda nos hizo llegar su punto de vista: “la invernada, en función de los costos que tienen los feed lot que son los principales compradores, cayó entre 7 y 8 pesos. El liviano bajó un poco más porque el consumo no convalida más precios, la invernada cedió en casi todas sus categorías, hasta que no aparezca la nueva cosecha  de maíz a otros precios va a seguir así. Menos el pesado, que todavía tiene mercado en el overo negro”.

Vaquillonas de reposición de tambo
El precio promedio pagado por la vaquillona adelantada mostró una suba en los remates de octubre de 2018, con respecto de setiembre del mismo año. Los $38.500 pagados por cada vaquillona en octubre representó un alza de 4,76% con respecto a lo que había cotizado en setiembre pasado (Cuadro 2 y Gráfico 3).
Un importante operador de este mercado nos dio un panorama de lo que está ocurriendo con la hacienda de tambo: “la hacienda de tambo tiene una realidad que no es muy distinta a la hacienda de carne, si nos ponemos a pensar tenemos un precio de la leche que no ha evolucionado por debajo de la economía de otros productos, es un negocio que no está bien, pero la producción ha mejorado. Productivamente los tambos están bien, pero comercialmente andan mal. El gran problema es el costo de financiación que actualmente es muy alta, la mejor herramienta para el productor es trabajar con más eficiencia todos los días, hasta que aparezca un momento más favorable. Es decir, tenemos que trabajar sobre las variables controlables. El Holando estuvo tranquilo, con una vaquillona adelantada se negocian valores que representan 3.500/4.000 litros de leche, lo que es bajo para lo que significa el costo de hacer un animal preñado, y al parir. Esto tiene un valor histórico que está en 5.000 lts de leche, y algo más también”.
Otro experto de este tipo de hacienda, nos hacía conocer su opinión: “la vaquillona de tambo se negoció en $35.000 a $40.000 con plazos de 6 cuotas. No hay muchos ofrecimientos, y también la demanda está calma a la espera de mejores precios para el productor. Actualmente, los tamberos están cobrando alrededor de $ 8,00/ 8,30 por litro de leche vendida a la industria, a esto se agregarían algunos centavos más en noviembre”. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar