Nota publicada Edición Impresa "Noviembre 2018"
Mercado de Granos

Estiman buenas perspectivas climáticas

El INTA adelantó la tendencia climática para el próximo trimestre y reconocen que las estimaciones de lluvias son favorables para el normal desarrollo de los cultivos. Según el investigador del Instituto de Clima y Agua del INTA, Roberto De Ruyver, "la mayoría de los modelos coinciden en predecir una transición a una fase cálida del fenómeno durante los próximos meses con más del 60 % de probabilidad de ocurrencia de un evento El Niño durante el próximo verano austral".
Para el especialista esto representa "un factor favorable" en relación a la posibilidad de tener suficiente agua de lluvia disponible para el normal desarrollo de los cultivos de la campaña gruesa. 
"La tendencia actual de precipitaciones para el trimestre noviembre-enero indica una mayor probabilidad de lluvias entre normales a superiores a las normales sobre las regiones Pampeana, NEA y este del NOA", detalló. De todos modos, De Ruyver advirtió que "no se descarta la ocurrencia de eventos de precipitación locamente más intensos que los normales sobre el centro y norte del país durante los próximos meses".
En cuanto a las temperaturas, los pronósticos coinciden en indicar una mayor de probabilidad de ocurrencia de temperaturas medias para el trimestre superiores a las normales sobre las regiones del NOA, norte de la región Chaqueña, norte del NEA y Cuyo.

Lo que viene para "la gruesa"
Para el experto, se presentan buenas perspectivas para la siembra de cultivos de verano, que se está desarrollando. De todas maneras, reconoció que pese al pronóstico El Niño no están garantizadas las lluvias. "Cuando sucede esta fase caliente del ENSO, conocida como El Niño, suele observarse en la región este del país que, en el 50 % de los años ocurren lluvias normales y, en el otro 50 %, suceden con mayor frecuencia años con lluvias por encima de lo normal que aquellos con lluvias inferiores a lo normal", indicó. Y agregó: "de allí que se asocie a El Niño con lluvias favorables para las actividades agropecuarias; en términos estadísticos, en los años que se manifiesta, la probabilidad de lluvias por debajo de lo normal es baja para la mayor parte del este del país". 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar