Nota publicada Edición Impresa "Diciembre 2018"
Mercado de Granos

Récord de trigo, a pesar de los contratiempos

Estimaciones públicas y privadas ratifican una gran cosecha para la campaña 2018/2019. Las zonas trigueras por excelencia tuvieron su revancha, pese a los fenómenos climáticos registrados. ¿Qué rindes se obtuvieron en el centro norte santafesino?

Se esperaba una campaña récord para el trigo argentino y, a pesar de los contratiempos originados fundamentalmente por fenómenos climáticos, el cereal respondió con creces. El Gobierno y las entidades bursátiles más prestigiosas anuncian una campaña récord cercana a los 20 millones de toneladas.
El secretario de Agroindustria, Luis Etchevehere, vaticinó una producción de 19,7 millones de toneladas para la presente campaña, volumen que de concretarse sería prácticamente un 8% superior al alcanzado en el ciclo anterior. Las cifras oficiales también hablan de siembra récord con 6,2 millones de hectáreas (4,6% por encima de la superficie implantada en 2017). Y hay más: el producto bruto triguero creció un 23% con respecto al año anterior, generando casi 4.000 millones de dólares.
"Este cultivo nos sigue dando nuevas oportunidades, una revancha para la molienda y las exportaciones; si bien serán unas 400.000 toneladas menos con respecto a la estimación inicial debido a pérdidas por el clima y la caída de rindes, la campaña 18/19 se convierte una vez más en un récord para nuestro país", indicó Etchevehere.
Además, destacó que "la revancha del trigo está en la fuerza de los productores, que con su espíritu emprendedor todos los años siguen apostando a esta producción que es de gran importancia para nuestro país, ya que es una importante fuente de empleo, arraigo, y de ingreso de divisas".

El clima jugó su partido
La Guía Estratégica para el Agro (GEA) dependiente de la Bolsa de Comercio de Rosario también pronostica un nuevo récord productivo para Argentina con 18,7 millones de toneladas, pero remarcó que el volumen podría haber sido mayor (superando los 21 millones de toneladas), de no ser por las lluvias registradas en varias zonas, que llegaron "a destiempo y desmedidas".
Al respecto, los expertos indicaron: "en la franja central aparecieron tarde y afectaron negativamente, y lo mismo sucedió en el norte del país cuando ya se avanzaba con la cosecha; los recortes en Santa Fe, Córdoba y el norte Argentino totalizan 730.000 toneladas". Además, puntualizaron que ha sido ajustada la superficie perdida en 286.000 hectáreas "que se han malogrado por sequía, granizo y excesos hídricos". No obstante, ratificaron que el rinde nacional sigue por encima de la barrea de los 30 qq/ha, ubicándose en 30,7.
Según el informe mensual de la GEA, Entre Ríos y Buenos Aires son las dos provincias cuyas marcas trepan entre los niveles más altos. La primera, con 4 qq/ha arriba, pasa a 32 qq/ha, mientras que en el caso de la segunda gana 1,2 quintales y las expectativas de rinde ascienden a 38,7 qq/ha. "Ambas se alzarán con título de haber vencido la revancha que proponía el cultivo tras la delicada situación financiera que había dejado la sequía en los granos gruesos", destacaron los especialistas. Al mismo tiempo, señaló que tanto Córdoba (24,6 qq/ha) como Santa Fe (29,3 qq/ha) han sufrido caídas en el rinde tras los temporales de lluvias. 

El escenario en el Centro Norte santafesino
Al cierre de esta edición, se había cosechado un 90% del área implantada con trigo en el centro norte santafesino, área de estudio del Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe.
Como se observa en el Cuadro, los departamentos del norte provincial han finalizado el proceso de trilla con rindes destacados que oscilan de los 27 a los 30 qq/ha. En tanto, en Castellanos, Las Colonias, La Capital, San Martín y San Jerónimo, se han logrado buenos rindes pero las condiciones ambientales ocurridas en el mes de noviembre, con lluvias excesivas, han impactado en los cultivos
"Se evidencia una disminución de los rendimientos, particularmente en el sur del área de estudio, que osciló entre 3 y 4 qq/ha". Además, se observaron parcelas enmalezadas y algunos lotes puntuales con desgrane de las espigas ante la imposibilidad de ingreso a los lotes por falta de piso. En ese sentido, el director del SEA el edafólogo Rubén Walter, indicó que esa situación "influiría también en la calidad final del producto". 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar