Nota publicada Edición Impresa "Enero 2019"
Mercado Ganadero

Conmoción por la muerte de 1.000 animales en Santa Fe

Los casos ocurrieron a principios de enero en cuatro feedlots ubicados en el sur de la provincia. El calor extremo y la posible presencia de un hongo en la dieta podrían haber desencadenado el hecho. El Dr. Antonio Sánchez Astrolog, reconocido asesor privado, reveló las claves para mitigar los efectos del estrés calórico.

La noticia generó conmoción en el comienzo de 2019. En el sur de la provincia de Santa Fe, aproximadamente 1.000 bovinos (novillitos de 250 y 300 kg), pertenecientes a cuatro feedlots, murieron en forma repentina. 
La principal hipótesis contempla un combo letal conformado por un calor extremo y la posible presencia de un hongo (Claviceps purpurea) en la dieta de los animales. Según trascendió, las empresas damnificadas habrían utilizado descartes de semilla forrajera para la ración. Eso, sumado a los elevados índices de temperatura y humedad, impidió que los animales disipen el calor corporal.
Nuestro Agro consultó a un experto como el Dr. Antonio Sánchez Astrolog, reconocido productor ganadero y asesor de importantes establecimientos, sobre el caso que conmocionó a todos y también las acciones tendientes a mitigar los efectos del estrés calórico.
"Por la cantidad de animales muertos, en este caso puntual que ha sido muy grave parece que se combinó una intoxicación producto de un consumo de hongos y una elevada temperatura que produjeron lo que se llama 'Síndrome de Verano' por el cual los bovinos se asolean, agarran fiebre", explicó. Y continúo: "empiezan a tener síntomas como renguera por la falta de irrigación en las manos y patas y terminan muriendo de un infarto".
Al ser consultado sobre la conveniencia de modificar la dieta en época estival, Astrolog explicó: "si hablamos de un rodeo de cría usamos campos naturales o alfalfas degradadas y en lo que respecta a tambo se hace una dieta fría para que no tenga tanta posibilidad el animal de aumentar su temperatura interior". 

Recomendaciones 
El reconocido asesor se refirió a las medidas que puede adoptar el productor, junto con el profesional, para reducir el impacto del estrés calórico. En ese sentido, habló de "vacas frescas" que en el tambo incluye la utilización de aspersores y ventiladores en la sala de pre ordeñe para que el animal tenga el confort que necesita, mientras que en los campos de cría remarcó la necesidad de contar con sombra y agua fresca de manera permanente.
"En los campos de cría hay sombras naturales y el mayor problema son las distancias que debe recorrer el rodeo hasta el agua; hemos tenido grandes problemas de mortandad de terneros por diarrea neonatal porque la madre sale a pastar a altas temperaturas, los deja solos varias horas y cuando vuelve el ternero tiene hambre y sed, toma más leche de lo que debería tomar y se produce una inflamación que provoca la diarrea", analizó. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar