Nota publicada Edición Impresa "Abril 2019"
Mercado de Granos

Manejo y genética disponible para la nueva campaña agrícola

La empresa Advanta abrió las puertas de su centro de investigación para mostrar todas las novedades sobre maíz, sorgo y tecnologías de manejo para esta nueva campaña.

Junto a la presencia de aproximadamente 200 asesores y productores, los equipo de investigación, desarrollo y comercial de Advanta realizaron su jornada técnica anual, mostrando las novedades para esta nueva campaña en su centro de investigación localizado en Venado Tuerto. 
Según las expectativas de rendimientos para la cosecha gruesa que ya ha comenzado, los mismos se ubicarán por sobre la media, generando un importante estímulo para esta nueva campaña 19/20 donde se espera que el área de híbridos siga aumentando. Por otra parte la nueva tecnología igrowthth que otorga resistencia a herbicidas de la familia de las imidazolinonas en sorgo, da un impulso para que el cultivo vuelva a reposicionarse como un importante componente de la dieta animal.
El Ingeniero Marcelo De León, de INTA Manfredi, expuso durante la jornada una serie de recomendaciones de manejo para conseguir los óptimos resultados en la confección de silo de sorgo y maíz. Dependiendo el planteo productivo es importante la toma de decisión del tipo de alimento que se requiere producir, esto conlleva a una adecuada elección entre cultivo e híbrido a sembrar. Tanto el maíz como el sorgo tienen la propiedad de aportar la calidad necesaria para obtener altas producciones y por sobre todo disponibilidad de volumen de forraje durante todo el año. El sorgo en los últimos tiempos ha tomado un protagonismo importante en la producción de carne adaptándose muy bien para planteos de recría y cría además de suplementación en estos últimos rodeos.
Según expuso el Ingeniero De León, las cuatro principales variables para lograr el éxito en la suplementación con silo es la elección adecuada del híbrido en concordancia con la necesidad del planteo productivo (silo de volumen o calidad), el manejo sugerido del cultivo para lograr los máximos rendimientos, la correcta confección del silo evitando pérdidas en todas sus etapas y la adecuada conservación y distribución de la ración. La sumatoria de estas acciones hace de la eficiencia en el uso del recurso forrajero.
El cultivo de maíz es más susceptible a años malos o ambientes medios a bajos afectando directamente su rendimiento en grano disminuyendo el aporte de materia seca al silo y su calidad y aumentando el costo de materia seca. En cambio el cultivo de sorgo, al presentar mayor rusticidad en los diferentes ambientes, aporta mayor seguridad y no afecta significativamente su rendimiento, disminuyendo la probabilidad de una caída en la materia seca producida para el silo. Hay que tener en cuenta que el manejo agronómico del cultivo de sorgo debe hacerse con similar tecnología al cultivo de maíz, así se podrá manifestar el mayor rendimiento según el potencial del hibrido. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar