Nota publicada Edición Impresa "Junio 2019"
Mercado de Granos

"Hay un escenario muy promisorio para el trigo"

El presidente de ARGENTRIGO, David Hughes, se mostró optimista para la campaña 2019/2020 y reveló los desafíos de la cadena para consolidarse en un mercado internacional tan competitivo.

La campaña triguera en Argentina vuelve a ilusionar a toda la cadena. Después de ciclos con producciones récords, se presentan condiciones favorables para que el cereal de invierno rompa otra vez su propia marca. La siembra ya ha comenzado en algunas regiones productivas con buenas perspectivas, a partir de los buenos perfiles de humedad que ostentan los suelos y también del “precio” que registra en los distintos mercados.
Nuestro Agro dialogó con el presidente de ARGENTRIGO, David Hughes, que se mostró optimista para la presente campaña. “Hay un escenario muy promisorio para el trigo argentino”, asegura al analizar, y proyectar, lo que puede deparar el ciclo.
Nuestro Agro (NA) - ¿Qué expectativas tiene la cadena para la campaña que comienza?
David Hughes (DH) - En general, tenemos muy buenas expectativas. Si bien hay productores afectados por la cuestión climática, como aquellos que pertenecen a la zona del NEA, desde la entidad consideramos que será muy buen año. Nos basamos en el buen precio que observamos hacia adelante, en la humedad de los suelos y también en los mercados que están reflejando estas cosas positivas, así que está todo para hacer un muy buen trigo. El productor sabe cómo hacerlo y la cadena se encuentra expectante para comprar y exportar. Esperemos que sea una gran campaña como pensamos.
NA - ¿Qué lugar ocupa Argentina en el mercado mundial?
DH - El consumo de farináceos en Argentina es alto pero el crecimiento se da por un aumento de la población y no por una suba de la ingesta de farináceos. Ante esta situación, la manera de crecer es exportando trigo, harina y si podemos, también vender fideos, tapas de empanada o masa de tartas. En lo que respecta a la exportación, Argentina representa aproximadamente el 8% del comercio mundial. Actualmente estamos exportando alrededor de 750.000 toneladas de harina, en un mercado mundial que contempla 17.000.000 de toneladas. Con estas cifras podemos afirmar que estamos en presencia de un mercado chico, en el cual Turquía tiene una participación superior al 30% y es un país con subsidios cruzados. Somos importantes pero en general en trigo hay muchos jugadores chicos (no hay uno o dos jugadores grandes como en el caso del maíz) y es más competitivo el mercado. 
NA – En este escenario competitivo, ¿qué estrategias debe adoptar el sector?
DH – Tenemos que salir y buscar al cliente. Lo que ocurre en Argentina es que estamos pasando de vender el saldo exportable a buscar una relación cliente - proveedor y averiguar qué necesita. Estamos exportando muy buena calidad, los clientes están contentos con lo que encuentran. El productor debe pensar que tiene que lograr un trigo de mínima de 10% de proteína porque por debajo de ese porcentaje podría empezar a tener castigos.  Esa relación cliente - proveedor, implica escuchar qué necesita y tratar de dárselo. Hay que captar clientes y explicarles qué tenemos trigo, harina y farináceos. Es importante lo que ocurrió en Trigar [El 1° Congreso Internacional de Trigo llevado a cabo en Córdoba], porque pensamos al trigo como un producto al debemos buscarle cliente. Estamos hablando de más de 40 destinos y es muy importante esa mirada de empezar a pensar en el cliente. El precio vendrá después, pero hoy debemos tener presencia en el mercado.

Incertidumbre y política
El escenario político fue otro de los temas que Hughes abordó con Nuestro Agro. El año electoral genera expectativas y al mismo tiempo incertidumbre, teniendo en cuenta los ajustados números que trascienden de las encuestas. “Honestamente a mí me preocupa que podamos tener un gobierno que no entienda nuestro lugar en el mundo ni cuáles son las reglas que se juegan en el plano internacional”, confiesa.
NA - ¿Cómo analiza este año electoral y qué expectativas tiene el sector para lo que viene?
DH - Yo siento que nuestros políticos le deben una explicación a la ciudadanía sobre por qué estamos como estamos. Uno de los temas que necesitamos muy fuertemente para poder seguir siendo competitivos es la Ley de Semillas, el reconocimiento a la investigación en genética. Tenemos que ser dueños de ese conocimiento. Debe haber un reconocimiento al que invierte en investigación. Hay personas que cobran un sueldo, hacen investigaciones, sacan un producto y muchos productores no quieren pagar. No funciona el mundo así. Hay que reconocer el trabajo de la gente. El precio lo pone el mercado, si es bueno valdrá más, si es más o menos un poquito menos y si es malo va a desaparecer. Como en cualquier negocio. El mundo funciona así.
NA - ¿Qué opina del regreso de las retenciones?
DH – La realidad es que la materia tributaria en nuestro país está mal. Dicen que generan las condiciones para que el empresariado contrate un empleado y le toman el 50% de impuesto para el empleado. El mensaje y la política tributaria no van de la mano. Yo entiendo que esto es lo que heredaron de los últimos 70 u 80 años. Entendemos que es una coyuntura y por supuesto sostenemos que impacta de manera negativa sobre el valor agregado porque los márgenes son muy chicos. Eso afecta mucho porque no son fáciles los mercados. Tenemos la esperanza que el próximo gobierno tenga la apertura mental que presenta el actual porque para crecer tenemos que exportar y para eso debemos alinear a todos los jugadores. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar