Nota publicada Edición Impresa "Marzo 2020"
Mercado de Granos

Prepararse para la pre-campaña de invierno

El Ing. Juan Picco, del INTA Rafaela y miembro de la regional AAPRESID en la cuenca lechera, compartió con Nuestro Agro, sus recomendaciones técnicas para la pre-campaña fina que se avecina.
"Una de las cuestiones fundamentales de la pre-campaña 2020/21 es hacer el muestreo de suelos y humedad, que nos dé el balance químico que nos permita apuntar el potencial de rendimiento esperado en base a cada región". Es decir, "si bien venimos de un verano que fue más lluvioso que los anteriores, la disponibilidad de humedad será la limitante natural para evaluar potenciales rindes", indicó Picco. "En términos generales, se dice que el cultivo de trigo se hace con el agua disponible en el perfil y así poder decidir el manejo del cultivo: fertilizantes y aporte nutricional", explicó el técnico. 
"También es importante que elijamos bien la variedad del cultivo, desde el punto de vista de las enfermedades, como puede ser la roya amarilla; existen variedades más resistentes que otras para evitar un manejo con excesivas aplicaciones", recomendó Picco.
En la cuenca lechera, desde el punto de vista agrícola, el cultivo predominante en invierno es el trigo para grano, aunque también tiene otros objetivos, como la cobertura y la rotación. "Si pensamos en un productor más mixto, la cosa cambia y lo que predomina son los verdeos que se implantan desde marzo. Lo que está tomando cada vez más aceptación son los cultivos de coberturas que se planifican para el invierno pero con objetivos diversos, como por ejemplo secarlos antes de cosecha pensando en la campaña gruesa. Todo depende del análisis económico que haga el productor", contó Picco. "Los beneficios de los cultivos de servicio son varios, porque se trata de una tecnología de proceso, que muchas veces no se ve expresado en rindes espectaculares de corto plazo sino en la reposición de largo plazo; por ejemplo, el cultivo de vicia fija y aporta nitrógeno al sistema", puntualizó el Ing. "Quizás no lo aproveche inmediatamente el cultivo siguiente como un maíz, pero se trata de una incorporación de nitrógeno en forma biológica en nuestras rotaciones". Es decir, "un cultivo que favorezca un desarrollo radicular, combinado con un diagnóstico y una labranza verticular, permitiría una descompresión superficial; también aprovechar un exceso de agua para la próxima campaña. Son cuestiones que se ven al final o a la siguiente campaña", especificó el técnico del INTA. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar